Movilidad Urbana recuerda a los conductores de bicicletas y motocicletas la prohibición de circular por las aceras y usar las zonas de estacionamiento habilitadas en varias zonas de la ciudad

Movilidad Urbana recuerda a los conductores de bicicletas y motocicletas la prohibición de circular por las aceras y usar las zonas de estacionamiento habilitadas en varias zonas de la ciudad

La delegación municipal de Movilidad Urbana, que dirige la concejal Raquel Ñeco, ha cifrado en trece el número de zonas habilitadas en la ciudad para el estacionamiento de bicicletas y motos, número que se encuentra pendiente de ampliación en la fase IV del Plan de Peatonalización.

Dos de ellas se encuentran en la Plaza de la Constitución, una en el acceso a la calle Real y otra, junto a la avenida de España (frente al edificio de Gestión Tributaria); dos unidades en la entrada al complejo educativo Ballesteros; una en los accesos al Ayuntamiento; una en la calle Lutgardo López Muñoz; una en la Plaza Fariñas, junto a la fachada de la Casa de la Cultura; una, en la confluencia de la calle Isabel La Católica con Cervantes; una, en la calle Cadalso; una en la calle Duque de Tetuán, junto a la Plaza de la Iglesia; una, en la calle Padre Rodríguez Cantizano, frente a la parada de taxis, y una última, en la esquina de la calle Sol con la calle Padre Junco.

Desde la concejalía se subraya la importancia de este dispositivo de estacionamientos, realizando un llamamiento a la ciudadanía para que respeten estas zonas evitando el aparcamiento de este tipo de vehículos amarradas en farolas o en zonas no habilitadas para ello.
Se destaca como a nivel local conviven cada día más un mayor número de vehículos de distinta índole, con la bicicleta como principal protagonista en los desplazamientos a lo largo de los últimos años, siendo sus usuarios los más vulnerables en caso de accidente.
Movilidad Urbana subraya que en base a su seguridad y a la de los demás usuarios de las vías, deben cumplir con una serie de consejos básicos, como la incorporación de luces delanteras y traseras , la dotación de frenos en las ruedas delanteras y traseras, la incorporación de un timbre, la obligatoriedad de conducir provisto de casco de protección en carretera y en ciudad, para menores de 16 años, y por parte de los ciclistas, uso de prendas reflectantes y la prohibición del uso de auriculares conectados a receptores o reproductores de sonido, así como la utilización de teléfonos móviles.
Además, se incide en que en las bicicletas solo podrán ir dos ocupantes, salvo que sea un tándem, y en normativas básicas como la del consumo de alcohol, con un tasa permitida de 0,5g/l en sangre o 0,25mg/l en aire aspirado, mantener una distancia lateral no inferior a 1,5 metros en los adelantamientos, respetar los pasos de peatones y cruzarlos bajados de la bicicleta y normas de circulación en caso de vías de sentido único, doble sentido y glorietas, señalizando en todo momento las maniobras a realizar.
Desde la concejalía se recuerda que las bicicletas no podrán circular por las aceras al ser espacios reservados para los peatones, estando obligados a utilizar los carriles bici debidamente señalizados.